Una nueva jornada para todos nuestros equipos que nos deja con distintos sabores de boca, tal y como nos tiene acostumbrados este deporte en el que nunca llueve a gusto de todos…

 

Es evidente que el acierto de cara a gol es un aspecto esencial en el fútbol; y en competiciones tan igualadas como es la regional se convierte en determinante. No solo la falta de acierto explica el empate acaecido el pasado domingo por nuestro aficionado ‘A’, nuestro mal juego, la escasa precisión en el pase, la carencia de orden en el aspecto defensivo y la mala interpretación del juego ofensivo, llevaron a un empate 1-1 que se torna justo por el juego; pero escaso por las ocasiones. A los 12 minutos en su primer y casi único tiro entre los tres palos del partido, el rival, el C.F. Rojo y Blanco, se pone por delante en el marcador, cuestión que es habitual, y por tanto adquiere una motivación más para correr.

 

Nuestro juego basado en la combinación, requiere de precisión, posición y cierto valor; sumados a dos aspectos determinantes: espacio y tiempo. Ni en la primera y aún menos en la segunda parte, tuvimos precisión en el momento y el lugar adecuados; interpretando mal el partido en todo momento. Por ello, el empate lo tuvimos que logar en un balón parado, en asistencia de Sergio para que Adrián Candela lograra casi al final de la primera parte, el empate.

 

La segunda fue muy enrevesada en la cual no supimos aprovechar las debilidades del rival y pese a tener alguna buena ocasión la falta de acierto o la precipitación impidieron que ganáramos un partido que por juego no merecimos.

 

Debemos corregir alguna cuestión de interpretación del juego, y en ese camino estamos.

 

Decía Ralph W. Emerson que “La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito”, y el partido de nuestro aficionado ‘B’ fue un fiel reflejo de esta frase, nos presentábamos ante una complicadísima salida al campo del Juventud Los Cármenes, complicada tanto por el rival como por nuestras bajas, pero con la ilusión de quién no tiene nada que perder y además empieza a creer fervientemente en lo que hace.

 

El inicio de partido se ajustó a la norma en este tipo de encuentros, el rival juega con sus armas, mucho juego físico, contactos, balones directos buscando segundas jugadas… nosotros algo timoratos, fruto de esto, a los 10 minutos, en un acción en la que se combinaron, algo de candidez y la permisividad arbitral típica de este tipo de partidos recibimos el gol del rival, no nos encontrábamos cómodos con su juego directo y en lugar de intentar ser fieles a nuestro juego, nos contagiamos de esos balones largos, algo que para nada nos beneficiaba, el partido pasó a una fase fea, sin ocasiones para ningún equipo, y que no nos hacía presagiar que pudiéramos darle la vuelta al marcador.

 

Pero tras el descanso, después de hacerles ver que debían ser consecuentes con nuestra idiosincrasia, que se puede perder, pero siendo fieles a tu estilo, se salió con una actitud diferente, se quería el balón, circulábamos con más ritmo, es cierto que tampoco disponíamos de claras ocasiones, pero, el partido se disputaba ya en campo rival, tras un saque de banda de Martín, Mario de zurdazo anotaba el empate, empate que curiosamente nos trajo mayores nervios, teníamos un buen botín, que no queríamos perder, y esto atenazaba algo a nuestros chicos, en los últimos minutos el rival empujó con más corazón que cabeza, solo nos ponía dificultades a balón parado, y lo solventamos sin mayores problemas, al llegar el descuento llega otro saque de banda que Martín suele convertir en córner, y ante la mala salida del portero rival y un mal despeje, el balón entra en su portería, haciendo el 1-2 definitivo, con la consecuente alegría de nuestros muchachos y de nuestra pequeña pero grande afición.

 

Estos chicos están creciendo en confianza, que se debe mezclar con esa ilusión de ver que cada día son capaces de hacer mejor las cosas, de ser un equipo competitivo cuando toca y de no tener miedo a plasmar lo que queremos y debemos ser, ilusiona verles ser una piña, la gente lesionada o desconvocada cerca de sus compañeros, ayudando y animando, eso es ser un EQUIPO, y siendo un equipo, los logros se disfrutarán más, y las derrotas pesarán menos.

 

 

Partido de tú a tú de nuestro cadete contra un rival de “nuestra categoría”, la A.D.E. Balonmano Villaverde

 

No empezamos bien el choque ya que en los primeros minutos el equipo contrario nos arrinconaba en nuestro campo. Pero pasado ese susto inicial empezamos a tirar de orgullo y empezaron a llegar las ocasiones. 

 

El resultado, empate 2-2, es justo, aunque nos hubiera gustado llevarnos la victoria.  Hay que seguir mejorando y seguir afianzando nuestro objetivo, aprender a jugar al fútbol como equipo.

 

 

Nuestro infantil cosechó una nueva victoria el pasado sábado en el que fue nuestro mejor partido de la temporada, ya que la entrega de nuestros jugadores, sumada a la actitud y calidad de la gente que salió desde el banquillo, nos hizo remontar un partido que en el descanso parecía perdido ante el Gigantes ‘B’. Nuestra primera parte comenzó con una mala actitud defensiva ya que, mientras nuestro ataque buscaba huecos y ocasiones, nuestra actitud defensiva, es decir, la actitud de todos los jugadores para recuperar el balón, era inexistente o estaba escondida. En esta situación, era cuestión de tiempo que se aventajaran en el marcador y así consiguieron el 2-0 inicial. Ambos goles sentaron cómo un tirón de orejas a nuestros jugadores que, gracias a la casta de Raúl, echándose el equipo a la espalda, poco a poco consiguieron acercarse al arco rival hasta que, en una nueva jugada del capitán, Andrés aprovechaba y enganchaba una volea que nos acercaba en el marcador. Pero, acto seguido y para seguir haciendo gala de nuestra mala actitud defensiva, ellos conseguían el tercero.

 

Tras esto, de camino a vestuarios, nada parecía perdido. Evidentemente, la empresa sería difícil, pero contábamos con la confianza en nosotros mismos por primera vez en la temporada. Y así fue, tras un par de reajustes y un empujón anímico importante, el equipo salió como un cohete y ya en el minuto 55, con todos los cambios realizados, conseguíamos el empate a tres. Empezaba entonces una recta final de nervios y empuje de los nuestros, que, cambiando diametralmente la actitud defensiva y sin conceder apenas ocasiones, fueron a por los tres puntos y al fin, tras una jugada más de fe que de calidad de Samuel, este anota el 3-4 definitivo a dos minutos de la conclusión que nos permite sumar 9 puntos y maquillar el mal inicio de temporada. En conclusión, un día feliz para los que rodean al equipo que vieron lo que todos deseamos ser: un equipo entregado, comprometido y sólido, atacando y divirtiéndose. Punto que esperemos sea de inflexión y a partir del cual sigamos construyendo con el trabajo semanal y la motivación personal.

 

 

Sexta jornada de liga para nuestro alevín ‘A’ y nos enfrentábamos a un equipo que ya conocíamos de haber jugado contra ellos en la pretemporada, la E.F. Madrid Sur. Pese a ganarles en aquél partido sin ninguna dificultad, esta vez no se iba a repetir lo mismo.

 

Comenzamos el partido jugando un buen fútbol, juego que se fue difuminando mientras avanzaba la primera parte. Pese a ello, Millán conseguía meter en el 19’ un golazo de cabeza, poniendo el 0-1 y llegando así al descanso. La segunda parte fue un auténtico desastre, en la cual no tuvimos el control del juego y realizamos jugadas sin sentido alguno. Hay que sumar a esto la falta de gol que sufre el equipo que nos hace fallar ocasiones claras en todos los partidos. Al igual que tenemos este problema en ataque, en defensa estamos siendo un equipo muy compacto lo que hizo que el partido terminara sin encajar un solo gol y fuese bueno nuestro único gol para poner el 0-1 final.

 

Hay que seguir entrenando duro para mejorar los errores y poder demostrar cada fin de semana el gran equipo que somos.

 

El alevín ‘B’ este fin de semana tenía “seis puntos” en juego. Con los primeros tres ya contábamos seguro debido a que uno de los equipos que empezaron la competición se ha retirado y tocaba el momento de enfrentarse a ellos. En cuanto a los segundos tres puntos vienen como consecuencia de la suspensión del partido de hace dos semanas por causas no atribuibles a ninguno de los dos equipos.

 

Nos enfrentamos al Madrid Río ‘A’, equipo que aún no ha conseguido ningún punto en la liga pero que sí ha competido bien todos los partidos.

 

El partido comenzó muy de cara a nuestro favor, rápidamente nos adelantamos con goles de Mario, de falta directa y de Mateo, con un gran tiro fuera del área pegado al poste. Pero, paradójicamente, a partir de este momento, nos dimos cuenta que las cosas no iban a ser tan fáciles como a priori podían parecer y que los locales no iban a bajar los brazos tan pronto. El rival, aprovechando el gran portento físico de alguno de sus jugadores, nos empezó a poner en apuros, las segundas jugadas caían de su lado y poco a poco se acercaban con peligro a nuestra portería aprovechando nuestro exceso de confianza al sacar la pelota. En una de esas ocasiones y en parte por mala fortuna, consiguieron acortar ventajas antes del descanso.

 

En la segunda parte, el partido estaba claramente igualado, la intensidad de los dos equipos era muy alta y las ocasiones se daban en los dos lados. El rival, en un mal saque de portería de nuestros chicos, aprovechó para empatar el encuentro. El partido en este momento se volvió más loco aún de lo que estaba. Llegamos a los últimos diez minutos con empate a dos y cualquier cosa podía pasar. Y pasó que en un buen balón largo de nuestro portero Antonio dejó a Mario solo en un uno para uno que definió en gol. Desde este momento hasta el final del partido, el Madrid Rio nos metió en nuestro campo, haciéndonos sufrir buscando anisadamente el gol, que finalmente no llegó. Supimos sufrir trabajando como un buen equipo y finalmente nos llevamos la victoria por 2-3.

 

 

Un partido en el que los benjamines encajaron muchos goles y que el marcador, 9-1, no refleja la imagen dada en el campo. Lo que están mejorando estos chicos a medida que pasan los partidos y entrenos es mucho y cada vez vamos a mejor. Empezamos muy bien ordenados y con muchas ganas, el rival, la E.F. Carabanchel ‘B’, físicamente mayor que nosotros, se adelantó en el marcador. Nosotros seguimos trabajando sin bajar los brazos y poniendo en práctica lo trabajado en los entrenos y así conseguimos el gol del empate. El rival se acercaba con peligro, pero les repelíamos con fuerza y salíamos a la contra por las bandas. Unos despistes en defensa que nos hacen desordenarnos nos condenan y hacen que el rival llegue fácil a gol o que tire desde fuera, ya que tenían un buen golpeo, que nos era imposible de evitar el gol. Nos conseguimos ordenar de nuevo frenando al rival y haciendo varias contras que no pudimos culminar.

 

Tenemos que seguir mejorando y divirtiéndonos y seguir todo el partido concentrados y sin despistes.

 

 

Nueva semana y nuevo rival en esta primera vuelta, un buen equipo como el Trival Valderas ‘B’. Tras perder 4-1 contra el primer equipo del Trival, llegaba el prebenjamín ‘A’ a este partido con buenas sensaciones y dispuestos a llevarnos este encuentro, pero pasó algo a lo que este equipo no nos tenía acostumbrados y es a salir dormidos al campo y sin intensidad. Salimos sin ganas y dejamos al rival marcar el ritmo del partido, lentos en la presión y aún más en la salida de balón. Esto desembocó en el primer gol del rival, hecho que nos vino bien ya que tras 10 minutos de mal juego despertamos. La segunda parte fue completamente distinta, salimos a por todas y acosaron al conjunto rival los 15 minutos, lo que nos dio un gol merecido. El empate parecía lo justo, una parte de cada equipo, pero queríamos más y seguimos atacando, lo que provocó en una mala salida de balón que el rival anotase el 2-1 definitivo.

 

Hay que quedarse con los buenos minutos desarrollados al final de la primera mitad y en la segunda, pero hay que aprender que hay que salir al campo al 100% desde el minuto 1 y no podemos volver a regalar los primeros 10 minutos.

 

El próximo partido será contra el Atlético de Madrid 'A', partido marcado en el calendario de todos nuestros enanos y que seguro disfrutarán y pelearán.

 

 

El sábado pasado el prebenjamín ‘B’ disputaba su tercer encuentro de la competición liguera contra el Recreativo Cultural Nuevo Bercial ‘B’. Tras una buena semana de entrenamientos, los ‘peques’ afrontaban el partido con ilusión y ganas de demostrar su aprendizaje adquirido semana a semana.

 

Así, nos presentábamos en ‘La Canaleja’ con 9 valientes guerreros que querían volver a cosechar una nueva victoria, para sumarla de esta manera a la de la semana anterior.

 

Y así comenzó el partido, con los ‘amarillos’ volcados en ataque en la búsqueda del gol, el cual llegó en el minuto 3 gracias a una gran ‘cabalgada’ de Kevin por banda derecha que, casi sin ángulo, logró batir al portero rival, estableciendo el 1-0 en el marcador.

 

Sin embargo, tras el gol nos relajamos en exceso y el equipo rival empezó un asedio a nuestra portería, el cual lográbamos resistir gracias al gran trabajo defensivo de todos los chicos y a las intervenciones de mérito de nuestro portero Juanjo.

 

Llegamos al descanso con una ligera ventaja en el marcador, pero sin buenas sensaciones, ya que se veía que, si no reaccionábamos, el rival empataría el encuentro. Y así fue, mediada la segunda mitad, y tras disponer de ciertas ocasiones de peligro (incluido un penalti errado), el Nuevo Bercial establecía el empate a 1.

 

Quedaban aun 10 minutos de partido y fue ahí cuando nuestros chicos cambiaron la actitud y empezaron a llegar a todos los balones divididos, trenzando buenas jugadas ofensivas. Fruto de ello llegó el 2-1 definitivo, tras un buen robo de Ángel Abad que entregó el balón a la banda de Alejo, quien se la pasó a Adri y chutó a puerta, siendo repelido el disparo por el portero rival, pero ahí apareció Kevin para introducir el balón en la red y conseguir la segunda victoria amarilla consecutiva.

 

Por lo tanto, este es el camino: trabajo diariamente en los entrenamientos e ilusión y ganas en los partidos. ¡A seguir así chicos!

 

Nuestro más pequeños del chupetín siguen iniciándose en la andadura del fútbol y el pasado viernes volvieron a competir ante la A.D. Alhóndiga. Tras los partidos disputados durante los entrenamientos parece que los chicos poco a poco van entendiendo las reglas del juego y comprendiendo la necesidad de defender para atacar. Con esto seguimos creciendo, trabajando y divirtiéndonos. La combinación perfecta entre aprendizaje y competición nos hará llegar lejos y además… este viernes estrenamos camiseta amarilla que nos hace sentirnos futbolistas y dar muy buena imagen. ¡A seguir así!

 

 

Y esto es todo en otra jornada en la que debemos agradecer a todos los padres, familiares y demás gente que vino a apoyarnos. ¡Esperamos seguir dando motivos a toda esa gente para que nos siga apoyando!

 

#SomosAmarillos

 

 

 

 

 

Newsletter

Apúntate a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias del club.